VESTIBULÍTIS VULVAR: OTRA DEFINICIÓN

 

El síndrome de vestibulitis vulvar (SVV) es una causa importante de dispareunia y un subgrupo de la enfermedad clínica extensa denominada vulvodinia descrita por la Sociedad Internacional para el Estudio de las Enfermedades Vulvovaginales (ISSVT). En 1987, Friedrich la definió por:

  • Dolor intenso al toque vestibular.
  • Flaccidez a la presión localizada en el vestíbulo y
  • Eritema vestibular.

También se han propuesto algunos criterios revisados, pero el diagnóstico todavía se basa en los criterios de Friedrich.

La región vestibular, que abarca desde la línea de Hart hasta el anillo del himeneo, se compone de epitelio escamoso no queratinizado y de las glándulas vestibulares menores. La etiología del SVV es desconocida y la incidencia puede llegar hasta el 15% en pacientes de ginecología general , aunque probablemente está infradiagnosticadaporque las pacientes se resisten a describir el dolor vulvar. Particularmente, afecta a mujeres nulíparas blancas en edad reproductiva y puede ser primario o secundario en función de la historia. Generalmente, produce dispareunia persistente del introito. Las relaciones dolorosas en la penetración tienden a progresar, por lo que se evitan el coito.

Esta alteración psicológica suscita problemas de relación sexual, descendiendo la libido y aumentando la depresión.

Aunque el sufijo "itis" de la vestibulitis indica una enfermedad inflamatoria, la incidencia de células flogísticas y el infiltrado inflamatorio crónico (de células mononucleares) en el tejido vestibular es normal y no puede servir como indicador histológico de SVV. La evaluación consiste en hacer una historia médica y psicológica detalladas, una exploración ginecológica exacta, desarrollo de cultivos micóticos y vaginales y biopsia de cualquier lesión vulvar sospechosa. En la inspección de la piel se pueden identificar cambios dermatológicos específicos, como trastornos de liquenificación (liquen plano, escleroso o simple), dermatitis o marcadores alogénicos (como en el caso de hipersensibilidad química) u otras enfermedades patológicas, aunque, generalmente, no se encuentran resultados en la exploración física o éstos son mínimos.

Se utiliza un aplicador con extremo de algodón en el vestíbulo para determinar la localización exacta del dolor.

El toque con el extremo en forma de Q provoca una percepción inadecuada del dolor (hiperestesia) o alodinia: percepción de una sensación diferente de la aplicada (quemadura en vez de toque).

 

Contacto

Asociación Española de Algias Perineales y Neuralgias Pudendas

PARA CONCERTAR UNA CITA, CONTACTAR POR MAIL CON LA ASOCIACIÓN.

© 2014 Todos los derechos reservados.

Haz tu web gratisWebnode